text.skipToContent text.skipToNavigation
background-image

Lisboa. La ciudad que navega von Bartrolí, Jaume (eBook)

  • Erscheinungsdatum: 15.01.2013
  • Verlag: Ecos Travel Books
eBook (ePUB)
9,99 €
inkl. gesetzl. MwSt.
Sofort per Download lieferbar

Online verfügbar

Lisboa. La ciudad que navega

Lisboa, la más mediterránea de las capitales atlánticas, vista por los ojos sagaces de Jaume Bartrolí, un escritor y viajero que nunca se detiene en lo superficial, sino que excava en el alma del lugar hasta conseguir que el lector lo comprenda y lo ame. El libro imprescindible para viajar a una de las ciudades más bellas y hechizantes de Europa.

Jaume Bartrolí estudió historia y periodismo. Y aunque ha hecho del periodismo su modo de ganarse la vida, lo que más le gusta es viajar y escribir sobre ello. Ha cruzado el Atlántico a vela y lo ha navegado desde la Antártida hasta Inglaterra. Apasionado de los viajes por mar, no es extraño que haya sucumbido a los encantos de Lisboa.

Produktinformationen

    Format: ePUB
    Kopierschutz: watermark
    Seitenzahl: 300
    Erscheinungsdatum: 15.01.2013
    Sprache: Spanisch
    ISBN: 9788415563280
    Verlag: Ecos Travel Books
    Größe: 4101 kBytes
Weiterlesen weniger lesen

Lisboa. La ciudad que navega

4




El paso de Ulises

Cuentan tantas cosas... Incluso que fue el ingenioso Odiseo -nuestro Ulises- quien fundara Lisboa tras quemar Troya y emprender su interminable retorno a Ítaca. Y como prueba afirman que le dio su nombre: Ulyssippo, según el geógrafo Pomponio Mela, que era hispano de Algeciras y por tanto sabría de qué escribía; Olisippo luego en la Historia Natural de Plinio el Viejo; Olissipona al final en latín vulgar. La etimología es falsa y la leyenda, evidentemente, espuria. Sin embargo, y como era de esperar, Camões la recogió en Los lusiadas y la elevó a la categoría de mito:

"Ulises é, o que faz a santa casa

Á Deusa, que lhe dá língua facunda;

Que, se lá na Ásia Tróia insigne abrasa,

Cá na Europa Lisboa ingente funda"

"Es Ulises, quien ofreció a la diosa tan santa casa, en agradecimiento de la elocuencia de que le dotara, quien, si en Asia la insigne Troya quema, en Europa la gran Lisboa funda." ¿Qué origen más bello pudiera imaginarse para una ciudad capaz de levantar ella sola un imperio marítimo? Una advertencia: el mito ni es griego ni es latino y en la Odisea de Homero no encontraréis ni una palabra sobre ello. Sin embargo, algo tiene de cierto: si jamás Ulises hubiera traído su nave hasta aquí, seguro que habría deseado fundar una ciudad. Además, habría visto muchos olivos. Y eso le hubiera recordado a Ítaca.

Aun así, el mito fundacional de Lisboa tiene un origen remoto. El rastro se remonta a escritores tardolatinos de los siglos iv y v : al gramático Cayo Julio Solino 9 y el enciclopedista Marciano Capela 10 . En el siglo VIII lo recogió san Isidoro de Sevilla en sus Etimologías : "Ulises fundó y dio nombre a Olisipona; en este lugar, al decir de los historiadores, el cielo se separa de la tierra y los mares de las tierras secas" 11 . Como el obispo sevillano fue uno de los hombres más ilustrados de aquella época de oscuridades, durante la Edad Media sus Etimologías se convirtieron en un libro de referencia. Y no hay duda de que inspiraron a Lucas, obispo de Tuy, cuando allá por el siglo XIII recuperó en su Chronicon la paternidad de Ulises en la fundación de Lisboa 12 . En cambio, un coetáneo suyo, el rey Alfonso X "El Sabio" de Castilla y León, la atribuía en su Primera Crónica a un nieto y una biznieta del esforzado viajero: él, llamado como su abuelo, y ella, Boa; sus nombres sumados habrían dado el nombre a la ciudad: Ulises + Boa = Lisboa.

Perdonadme la erudición. Son cosas que hoy en día facilita Internet. Pero no me negaréis que hay algo de fascinante en seguir el rastro del nacimiento de mitos y leyendas y ver cómo crecen y se multiplican. Pues en una época en que los autores se copiaban entre ellos -como ahora- la falacia progresó. Basta ver la larga lista de cronistas que la repiten. Ayudaba además el afán por halagar a los reyes otorgándoles un linaje de alcurnia: un imperio marítimo que se remontaba a Ulises ¡Qué mejor legitimación histórica para la monarquía portuguesa frente a las ambiciones de Castilla! Lisboa se equiparaba con aquellos otros nobles linajes europeos fundados en su caso, no por el vencedor de Troya, sino por los vencidos que consiguieron huir: los latinos convertidos por la pluma de Virgilio en descendientes

Weiterlesen weniger lesen

Kundenbewertungen

    ALDI life eBooks: Die perfekte App zum Lesen von eBooks.

    Hier finden Sie alle Ihre eBooks und viele praktische Lesefunktionen.