text.skipToContent text.skipToNavigation
background-image

Las Criaturas Olvidadas? von Cortés, Horacio Rojas (eBook)

  • Verlag: GRP
eBook (ePUB)
5,59 €
inkl. gesetzl. MwSt.
Sofort per Download lieferbar

Online verfügbar

Las Criaturas Olvidadas?

'Cuando la familia Márquez compra una antigua mansión en Valle del Sol, está llena de esperanza por la nueva vida que llevarán. Sin embargo, esta mansión solo es la guarida de un ser del que no se ha hablado desde que su antiguo dueño emprendió un viaje en busca de respuestas acerca de la desaparición de sus padres. Ese ser, que no es fantasma ni demonio, es una Criatura Olvidada. ¿Cuál es su propósito? La humanidad no lo recuerda, pero eso está a punto de cambiar...??'??

Produktinformationen

    Format: ePUB
    Kopierschutz: AdobeDRM
    Seitenzahl: 214
    Sprache: Spanisch
    ISBN: 9786078466658
    Verlag: GRP
    Größe: 1099 kBytes
Weiterlesen weniger lesen

Las Criaturas Olvidadas?

1

la casa

En su juventud, Carlos había vivido al norte de Valle del Sol, una ciudad grande, mayormente gris y con mucha gente, en una colonia tranquila, sin muchos peligros; su familia era muy importante en la ciudad. Sin duda siempre había sido un joven inteligente, con metas claras, deseoso de mejorar cada día y siempre tratando de ayudar a todos. Cuando concluyó sus estudios tuvo mucho éxito y su vida fue todavía más próspera.

Tenía veinte años cuando conoció a Paola en una soleada mañana cuando fue a ver, por segunda vez, esa casa que le había causado gran intriga. La encontró observando por la reja. Paola se encontraba como él recordaba que había estado: de pie embobada mirando la casa. Él se acercó y ella salió de su trance cuando notó su presencia. De ahí se fueron a cenar y dentro de su plática se dieron cuenta de que ambos habían visto la casa sólo una vez y aquella era la segunda ocasión que visitaban por fuera ese lugar; continuaron sus vidas, se fueron conociendo y se enamoraron, olvidando así el lugar donde se habían conocido y que en cierto modo, los había juntado. Después de cuatro años decidieron

casarse.

Al poco tiempo, Carlos se postuló a la presidencia de Valle del Sol y por ser muy querido por el pueblo, ganó las elecciones. Durante tres años repavimentó, mejoró el alumbrado de las calles y mejoró los servicios públicos de la ciudad; también en ese periodo decidió que las casas abandonadas y antiguas recibieran mantenimiento y, en caso de ser necesario, fueran restauradas. Con esa resolución volvió a recordar esa casa, le parecía que jamás iba a deshacerse de ella, así que ese día decidió hablar con su esposa.

-Cariño -le dijo Carlos a Paola, que se encontraba sentada leyendo un libro-, ¿recuerdas dónde nos conocimos?

-Sí, lo recuerdo, ¿qué tiene? -preguntó Paola, intrigada.

-Con el Programa de Mantenimiento y Recuperación de Inmuebles Antiguos encontré aquel lugar, está vacía y lleva muchos años a la venta, extrañamente he tenido la sensación de que debería vivir en esa casa...

-Ya sabes que yo también he tenido ese sentimiento, Carlos -lo interrumpió Paola.

-Sí, lo sé, es por eso que te propongo que ahorremos para comprarla, aprovecharé mi puesto para obtener el mayor dinero posible y una vez que se encuentre restaurada, podremos obtenerla, ¿qué te parece?

-Pero te queda un año en la presidencia de Valle, ¿qué pasará si en el siguiente mandato quitan el programa que implementaste? Ya no podremos simplemente adquirirla, además tendremos que terminar de restaurarla, y si vamos a conseguir otra casa, debe estar en perfectas condiciones -sentenció.

-Tranquila Paola, el programa estará vigente hasta que todas las casas y edificios de Valle del Sol estén fuera de la ruina.

Paola se quedó meditabunda por unos momentos y finalmente dijo:

-Está bien, comprémosla cuando esté completamente reparada -le dio un beso a Carlos.

-Vamos a dormir, mañana hay que levantarse temprano -dijo Carlos mientras se acostaba exhausto.

Acababan de llegar. La familia Márquez acudió a ver la casa que tenían intención de comprar desde hacía años. El matrimonio se rehusaba a mostrar interés en aquella casa aunque siempre había estado allí. Sin embargo, ni Carlos ni Paola se hubieran cautivado por ella de no ser por una nueva sensación de curiosidad que nunca habían tenido. Ambos lo sintieron como un llamado, un sentimiento de que por algún motivo terminarían trasladándose, tarde o temprano, a ese lugar, y ahora, después de veinte años, estaban a unos cuantos pasos de comprar esa casa que los había llamado.

Carlos, un hombre alto, delgado, un poco fornido, de c

Weiterlesen weniger lesen

Kundenbewertungen