text.skipToContent text.skipToNavigation
background-image

Grandes tesoros ocultos von Martínez-Pinna, Javier (eBook)

  • Erscheinungsdatum: 05.02.2015
  • Verlag: Nowtilus - Tombooktu
eBook (ePUB)
7,99 €
inkl. gesetzl. MwSt.
Sofort per Download lieferbar

Online verfügbar

Grandes tesoros ocultos

Túneles, mapas y extraños exploradores: Descubra la auténtica historia de los grandes tesoros piratas, las fortunas de Atila, Atahualpa, Moctezuma o Gengis Khan. Un completo recorrido por la historia de los mayores enigmas históricos tras las pistas de tesoros perdidos, desde El Dorado precolombino y el oro templario hasta los tesoros secretos del Tercer Reich. Grandes tesoros ocultos narra de manera ágil y amena, la historia de algunos de los tesoros más buscados de todos los tiempos. En esta ocasión, Javier Martínez-Pinna se vuelve a poner el traje de explorador para tratar de comprender e identificar los lugares en los que un día quedaron ocultos. Acompáñenos al interior de las exuberantes selvas centroamericanas para localizar la morada de los legendarios tesoros piratas, ayúdenos a encontrar las tumbas de importantes personajes como Alejandro Magno, Alarico, Atila o Gengis Khan. Trate de identificar las pistas que nos dejó el abad Saunière para acceder al desconocido tesoro de Rennes-le-Châuteau. A través de sus páginas trataremos de seguir el rastro de un enigmático viaje protagonizado por los últimos templarios para poner a salvo sus riquezas y, finalmente, nos trasladaremos al Nuevo Mundo para seguir las pistas y encontrar El Dorado o los tesoros de Atahualpa y Moctezuma. Javier Martínez Pinna es licenciado en Historia, con orientación en Historia Antigua y Arqueología. Ha formado parte en diversas campañas arqueológicas, en yacimientos de época ibérica, romana y medieval. Asimismo, es profesor de Historia y en los últimos años se ha especializado en el estudio de los enigmas y objetos de poder del pasado. Ha colaborado con diferentes artículos en diversos periódicos como ABC y las Provincias. Es autor de la obra El enigma de Dios

Produktinformationen

    Format: ePUB
    Kopierschutz: watermark
    Seitenzahl: 256
    Erscheinungsdatum: 05.02.2015
    Sprache: Spanisch
    ISBN: 9788499676821
    Verlag: Nowtilus - Tombooktu
    Größe: 8406 kBytes
Weiterlesen weniger lesen

Grandes tesoros ocultos

Capítulo 1

Tesoros pirata

LOS ORÍGENES DE LA PIRATERÍA

A bordo de una pequeña nave que había logrado adquirir unos años atrás, Klaus von Winsfeld, conocido por todos con el nombre de Stoertebecker, surcaba las brumosas y gélidas aguas del mar del Norte acompañado por una banda de bellacos que habían destacado en las guerras que enfrentaron a suecos y daneses. Esta vez nada podía fallar.

Frente a ellos, un barco mercante, con sus bodegas repletas de telas de primerísima calidad, navegaba desprevenido cerca de la pequeña isla de Heligoland. El capitán, seguro de sí mismo, dio la orden de ataque y hacia él se dirigió cuando, sin saber muy bien cómo, se vio rodeado por los buques de una nueva flota, dirigida por el odiado Simón de Utrech, que los caballeros de la Orden Teutónica habían armado para terminar con este temido y sanguinario pirata.

En los últimos tiempos, Stoertebecker había logrado sembrar el terror entre todos los marineros que recorrían los puertos de las ciudades que formaban la prestigiosa Liga Hanseática, pero esta vez la suerte le iba a ser adversa.

Él y sus hombres fueron conducidos hasta la ciudad de Hamburgo, donde fueron juzgados y condenados a muerte. Cuenta la leyenda que Stoertebecker, cuando se encontró ante el verdugo, lanzó un reto al alcalde de la ciudad. Le pidió que liberase a uno de sus hombres por cada paso que diese después de ser decapitado. Con una sonrisa dibujada en su rostro, no pudo más que aceptar el desafío de este hombre, cuyo apodo hacía referencia, ni más ni menos, que al hecho de ser capaz de poder beber de un solo trago una jarra de cuatro litros de cerveza.

Para horror de la multitud, que se había congregado en la plaza para presenciar el suplicio, Klaus von Winsfeld, tras haberle sido separada la cabeza del tronco, logró ponerse en pie y entre gritos de asombro e incredulidad, pudo caminar once pasos, hasta que el alcalde, encolerizado y sin dar crédito a lo que veían sus ojos, le puso cobardemente la zancadilla y le arrojó al suelo.

Cuentan las tradiciones que, cuando su barco estaba siendo desmantelado, los obreros se dieron cuenta de que los núcleos de los mástiles estaban hechos de oro, plata y cobre. Al parecer, estos materiales fueron utilizados para la construcción de la iglesia de Santa Catalina en Hamburgo, ciudad que desde entonces rinde culto a un personaje envuelto en la leyenda y que pasó a la historia como uno de los más temidos lobos de mar de todos los tiempos.

Stoertebecker, ajusticiado en 1401, es el primer pirata cuyo nombre ha llegado hasta nosotros. El origen de la piratería es, en cambio, muy anterior.

No se sabe muy bien cómo empezó todo; aunque podemos asegurar que el instinto de apoderarse de lo ajeno es tan antiguo como el ser humano, y este dio lugar a una nueva variante desde el mismo momento en que los pueblos de la Antigüedad activaron las primeras rutas marítimas para acrecentar sus riquezas. No nos cuesta esfuerzo imaginar la tentación que tuvieron los pueblos vecinos de los fenicios cuando, en los alrededores del año 1000 a. C., veían pasar frente a sus costas unas poderosas naves cargadas de mercancías que ponían rumbo al lejano occidente.

Fueron los pueblos egeos, especialmente los cretenses, los primeros que desarrollaron este nuevo tipo de delito que, sin temor a equivocarnos, podemos calificar de piratería. Sus barcos, tripulados por arqueros y honderos, y tal vez animados por el hambre y la carestía, comenzaron a acechar a los comerciantes y marineros fenicios que vieron, indefensos, como sus naves eran abordadas y asaltadas. Unos cuantos siglos más tarde, el rey del Ponto, Mitrídates VI, también llamado Eupator Dionysius, hizo de la piratería una cuestión de estado, y no dudó en utilizarla como un nuevo instrumento en su política expansiva por el Mediterráneo Oriental. Sus naves pusieron en jaque las

Weiterlesen weniger lesen

Kundenbewertungen