text.skipToContent text.skipToNavigation
background-image

Amor Un sentimiento desordenado von Precht, Richard David (eBook)

  • Erscheinungsdatum: 08.02.2012
  • Verlag: Ediciones Siruela
eBook (ePUB)
11,99 €
inkl. gesetzl. MwSt.
Sofort per Download lieferbar

Online verfügbar

Amor

'¿Cómo escribir un libro sobre el amor? ¿Sobre algo tan privado, velado, maravillosamente ilusorio como el amor? De este libro no aprenderá usted nada que mejore sus habilidades en el dormitorio. Tampoco le ayudará en caso de ataques de celos, penas de amor y pérdida de confianza. Y no contiene sugerencias y apenas buenos consejos para la convivencia diaria en pareja. Aunque quizá pueda contribuir a que usted se vuelva más consciente de unas cuantas cosas que antes le resultaban poco claras; a que tenga ganas de sondear con mayor exactitud este reino loco en el que (casi) todos queremos vivir. Y posiblemente piense usted conmigo un poco en las reacciones que ha consolidado como normales y supuestas. Quizá tenga ganas de proceder con usted mismo en el futuro un poco más inteligentemente; aunque, naturalmente, sólo si y cuando usted quiera.' Richard David Precht Richard D. Precht (Solingen, Alemania, 1964). Filósofo, periodista y escritor, estudió filosofía, filología alemana e historia del arte en la Universidad de Colonia, donde se doctoró en filosofía en 1994. Ha trabajado para diferentes periódicos (Die Zeit, Chicago Tribune) y emisoras de radio. Entre sus libros de divulgación puede destacarse ¿Quién soy y... cuántos? Un viaje filosófico, un best seller en Alemania que ha sido traducido a numerosos idiomas.

Produktinformationen

    Format: ePUB
    Kopierschutz: watermark
    Seitenzahl: 396
    Erscheinungsdatum: 08.02.2012
    Sprache: Spanisch
    ISBN: 9788498417906
    Verlag: Ediciones Siruela
    Größe: 469 kBytes
Weiterlesen weniger lesen

Amor

Capítulo 1

Un legado oscuro

Qué tiene que ver
el amor con la biología

Una idea casi buena

Los bió;logos conocen bien las cosas: a las mujeres les gustan los hombres ricos, saludables, grandes, simétricamente constituidos, con espalda ancha y cejas pobladas; a los hombres les gustan las mujeres jó;venes, esbeltas, de pechos grandes, pelvis bien dispuesta a parir y piel suave. Así pues, toda la Galia está ocupada excepto un pequeñ;o pueblo valiente que resiste hasta hoy al intruso.

Si todo es tan sencillo en nuestro gusto sexual, ¿por qué la realidad es, sin embargo, tan complicada? ¿Por qué tanto hombres como mujeres se buscan compañ;eros que no corresponden a esos criterios de ensueñ;o? ¿Por qué seres humanos maduros no se enamoran siempre de la más bella o el más bello, por no decir nada ya del matrimonio? ¿Por qué hay hombres que aman a mujeres corpulentas y mujeres que se inclinan por hombres delicados, sensitivos? ¿Por qué, incluso, no hay só;lo seres humanos bellos, ya que esa propiedad tan apreciada nos proporcionaría una gran ventaja en materia de evolució;n? Y ¿por qué, en fin, los guapos y ricos no son quienes tienen más hijos?

Desde hace ya muchos añ;os los bió;logos nos explican nuestro gusto sexual y sus amplias consecuencias. Y conocen su funció;n bioló;gico-evolucionista. A quién encontramos guapo, a quién deseamos, con quién nos apareamos y a quién nos unimos es un asunto inequívoco de leyes naturales, explicable por disciplinas bioló;gicas interconexionadas: bioquímica, genética y biología evolucionista.

La fuerza de seducció;n de esas explicaciones bioló;gicas es inmensa. Nos arrastran las fuerzas desalmadas de la evolució;n. Por fin ponemos orden en el caos del amor, encontramos la ló;gica oculta en lo eternamente irracional y descubrimos motivaciones objetivas para nuestro extrañ;o comportamiento. No só;lo los investigadores fantasean. Todo un ejército de periodistas científicos lanza al mercado sus bien vendibles libros. Titulares de revistas serias revelan el "có;digo del amor" o la "fó;rmula del amor". "Encadenado a su herencia evolucionista, dirigido por el dictado de los genes y las hormonas deambula el ser humano en su vida instintiva", ése es el balance que hace el Spiegel en su historia de portada sobre "monos amantes" 1 . Hace ya tiempo que el tema"amor" no es un asunto vistoso del feuilleton , sino materia dura para las secciones de ciencia de diarios y semanarios, que hoy asumen la soberanía interpretativa en un campo antes más bien ajeno al ámbito científico. Como base diaria de nuevas noticias les sirven la biología evolucionista, la investigació;n cerebral y la hormonal. Y, con esas tres disciplinas, miles de estudios científicos. ¿Se ha descubierto con eso el có;digo del amor?

La ciencia que recapitula todo ello se llama "psicología evolucionista". Pretende explicarnos có;mo las mú;ltiples facetas de la naturaleza y la cultura humanas se han desarrollado a partir de los requisitos de nuestra historia evolucionista. Cuando algú;n best-seller nos cuenta por qué los hombres no saben escuchar ni las mujeres aparcar, nos encontramos con un gracioso preparado de conocimientos de psicología evolucionista. Desde un nivel mayor de seriedad nos cuentan periodistas científicos estadounidenses, y entretanto tambié

Weiterlesen weniger lesen

Kundenbewertungen