text.skipToContent text.skipToNavigation
background-image

Misterios de Juan von Fillmore, Charles (eBook)

  • Erscheinungsdatum: 17.07.2013
  • Verlag: Unity Libros
eBook (ePUB)
10,69 €
inkl. gesetzl. MwSt.
Sofort per Download lieferbar

Online verfügbar

Misterios de Juan

La interpretación metafísica bíblica fue el punto central de las enseñanzas de Charles Fillmore. Esto se ve claramente en sus dos libros de interpretación bíblica: Misterios del Génesis y éste, Misterios de Juan. Charles Fillmore pensaba que el Evangelio de Juan tiene ciertas cualidades espirituales que no se encuentran en los otros evangelios. Fillmore altentaba a quienes deseaban encontrar lo místico a que lo buscaran en el Evangelio de Juan.

Produktinformationen

    Format: ePUB
    Kopierschutz: none
    Seitenzahl: 206
    Erscheinungsdatum: 17.07.2013
    Sprache: Spanisch
    ISBN: 9780871597267
    Verlag: Unity Libros
    Größe: 2108kBytes
Weiterlesen weniger lesen

Misterios de Juan

Juan: Capítulo 1

1En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo Dios. 2Este estaba en el principio con Dios. 3Todas las cosas por medio de él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho fue hecho. 4En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la dominaron.

En la metafísica pura, sólo existe un verbo, el verbo de Dios. Éste es el verbo creativo verdadero o pensamiento del Ser. Es el "Dios dijo" del Génesis. El texto original griego se refería al primer capítulo del evangelio de Juan como el logos . Esa palabra griega no puede ser traducida exactamente. En griego, esa palabra denota sabiduría, juicio, poder y, de hecho, todas las facultades del Ser. Este Verbo divino, estuvo y siempre está en Dios. Es más, expresa a Dios como poder creativo. La mente divina crea bajo la ley, es decir, la ley espiritual. El ser humano puede llegar a comprender el proceso creativo del Ser mediante la observación de su propia mente. Primero es la mente, luego es la idea en la mente de lo que el hecho debe ser, entonces es la manifestación del hecho en sí. He ahí el porqué de que el Verbo y el proceso creativo divino son idénticos.

Nada puede ser hecho fuera de la mente. Inclusive el hombre, al crear y manifestar, usa el mismo proceso creativo que Dios usó. En la medida que el hombre permita que las cualidades de la Mente única estén presente en el proceso, sus obras perdurarán.

La idea divina, el Cristo o Verbo de Dios, está presente siempre por doquier. De los cuatro evangelios, el de Juan ya ha sido discernido por un metafísico como la vida de Jesús desde un punto de vista simbólico, y debería aparecer primero en el Nuevo Testamento, paralelo al primer capítulo de Génesis. Muchos críticos de la Biblia lo consideran así, entre ellos está Ferrar Fenton, quien le dio primer lugar en su Complete Bible in Modern English (Biblia completa en inglés moderno).

Juan explica que toda existencia es de género espiritual, que surge del ser humano como un don y que el Cristo es su cumplimiento. "En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios."

"El Verbo" es la traducción de la palabra griega logos , que significa un pensamiento o concepto, así como también la palabra que lo declara. También conlleva la relación lógica entre la idea y la expresión. He allí la raíz de la palabra "lógica", la cual proviene también de la palabra logos .

Prestemos atención al primer capítulo de Génesis: "Y el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Dijo Dios: "Sea la luz". Y fue la luz".

Aquí, día a día o período a período, y en detalle, la creación es ideada. El paralelismo entre Génesis y Juan yace en la manifestación del hombre ideal. En Génesis, Adán aparece primero. En Juan, el primero en aparecer es Juan el Bautista, quien dijo que era "testigo" del hombre por venir, Jesús. En Génesis al hombre se le dio dominio sobre todas las cosas; en Juan, "todas las cosas por medio de él fueron hechas".

Juan el Bautista representa el hombre natural, el hombre físico, el núcleo alrededor del cual se construye al hombre espiritual. El hombre puede ser comparado a una casa, la fundación hecha de piedra y la estructura arriba de ésta construída de un material más ligero. La roca de la cual Jesús creó no era material sino mental, su símbolo es Pedro, quien representa una mente que está receptiva a la Verdad espiritual y a la sustancia espiritual.

El primer Adán fue formado "del polvo de la tierra", lo que representa una sustancia radiante, en vez de tierra densa. Así que Juan el Bautista fue más que un hombre físico. El fue el hombre natural iluminado. Él enseñó y bautizó a sus discípulos, y tuvo la visión espiritual de ver cómo el hombre natural evolucionó hasta convertirse en el hombre Crístico.

El hombre espiritual e

Weiterlesen weniger lesen

Kundenbewertungen